Harry Keane

La temporada pasada, el Borussia Dortmund de Thomas Tuchel caminó por Europa con un sistema cogido con pinzas. Su hiperofensividad no pudo ser lo equilibrada y consistente como para poder competir al máximo nivel. Tenía vértigo y desparpajo pero la ausencia de control, táctico y emocional, le costó caro ante el Mónaco de Jardim. Con Peter Bosz a los mandos, las intenciones no parecen variar demasiado salvo en la búsqueda de una mayor ortodoxia con la pelota pero para poder competir con los mejores necesita de efectividad arriba y mucha calidad atrás. Ayer, el Tottenham de Pochettino subrayó la sensación de que a los alemanes se les puede contrarrestar con cierta sencillez.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Y es que los ingleses tampoco necesitaron de su mejor versión para conseguirlo pero sí una que explotara las carencias germanas. El partido, que empezó con contundencia, con tres goles en 15 minutos, se desarrolló después con un ritmo parsimonioso. El técnico argentino, ya con ventaja en el marcador, replegó de la siguiente manera: los once futbolistas en campo propio, las dos líneas de zagueros y medios muy muy pegadas, con la primera bastante alzada y de cinco hombres. Sin espacio entre líneas pero dejando espacio a su espalda, gestionada por cinco hombres, siempre más complicado que hacerlo con cuatro, dejo la puerta a que el BVB activara esos espacios.

Pero su circulación fue siempre muy previsible y pesada. Sólo Pulisic y Aubameyang pudieron puntualmente correr en transición. Con desventaja en el electrónico, al BVB le fue muy difícil justificar e imponer su propuesta. Los laterales se abrían para garantizar un apoyo fijo, y por dentro, ante Dier, Dembele, Eriksen y Son, los apoyos de Dahoud y Kagawa fueron insuficientes. Bosz comenzó a mandar a sus centrales a escoltar a Sahin para cerrar el contragolpe pero la medida no era más que un parche. Con la pelota, el BVB sumaba pases pero no superaba líneas ni profundizaba, facilitando la defensa británica.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
La consecuencia es lo que viene sucediendo en las últimas ediciones de la Champions, y tiene que ver con su calidad defensiva para corregir y enfrentar duelos individuales a campo abierto, una circunstancia del juego que puede verse muy exigente pero con la que el BVB ha de convivir dada su filosofía. Burki, Sokratis, Toprak, Piszcez o Toljan fueron siempre superados por Son, Eriksen y un demoledor Harry Kane, uno de esos grandes delanteros de la competición que comprometen las ideas de un Borussia Dortmund con problemas para mostrarse competitivo hasta el momento.

Disposición defensiva que por lo visto estaba plantada en como transitar tras la recuperación. Los 5 jugadores enfocados al robo por dentro eran jugadores con un muy buen primer pase (Los belgas, Dier, Erikssen y Dembelé), por lo que buscaban desde el primer contacto saltarse el primer bloque de presión pérdida borusser con verticalidad, el receptor siempre fue un imperial Kane en los apoyos, siempre en el lugar correcto, siempre con los toques necesarios para encontrar de cara a los lanzadores (Erikssen y Dembele) y un Son magnifico corriendo a los espacios, el coreano siempre buscaba el ‘pase pasillo’ que dice Bielsa, alejandose del balón e incrustandose entre centrales y laterales para correr desde ahí. Versión muy seria de los Spurs.

Como juega Leroy Sane

Leroy Sané llegó al Manchester City en calidad de joven promesa sobre la que se esperaba, o se soñaba, que pudiera convertirse en uno de esos futbolistas que marca el paso de la Champions League. Apenas una temporada después, cuando el chico suma apenas 21 años, la expectativa ha sufrido un retroceso abrupto que quizá esté injustificado pero así se las gasta la impaciencia del presente. En cualquier caso, él no ha desfallecido y está consolidándose, poco a poco, como una buena herramienta en los planes de Pep Guardiola.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
El extremo alemán destacó desde el principio por dos virtudes muy concretas: su velocidad y su capacidad para hacer números. Lo primero no requiere de argumentación, Sané es una bala tanto yendo al espacio como conduciendo la pelota; y lo segundo es una cuestión de sumar. En su primera temporada en la élite, se fue a los 8 goles y 6 asistencias en Alemania, y en su debut en la Premier, desde un rol secundario, logró acumular 5 goles y 3 pases finales. Para dar un salto de calidad, a esto ha sumado un par de atributos más que su entrenador ha sabido valorar.

La novedad inicial radica en su concepción táctica del fútbol. Sané es uno de los citizen que con mayor facilidad están interpretando el modelo de juego de Guardiola. Pocos están manejando como él el concepto de alejarse del balón para recibir en mejores condiciones, y su facilidad para crear triángulos -con y sin la pelota- han llevado al técnico catalán incluso a probarlo como carrilero izquierdo, una medida que empleará en más ocasiones con plena certeza tras la lesión de Benjamin Mendy –el mejor futbolista del equipo durante el arranque de la competición-. Y aparte, su propio repertorio técnico se ha pulido. Desde su aparición en la Bundesliga, Sané sobresalió en partidos repletos de transiciones y de ritmos altísimos porque a su rapidez unía intuición en el desmarque, pero esta temporada se le está atisbando una finura en la conducción e incluso para el pase que está potenciando con énfasis su aporte en la fase de ataque posicional. Y todo esto jugando en la izquierda, a pie natural, donde en teoría se exponencia menos su determinación.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
El comienzo de Leroy Sané no garantiza que vaya a cumplir aquella expectativa de que se transformará en uno de los mejores. Pero desde luego sí da para afirmar que va a estar muchos años siendo un buen recurso en equipos aspirantes a ganar la Copa de Europa. Su combinación de físico, lectura y productividad bien se lo merece.

No deja de impactarme lo altas que se ponen las expectativas en los futbolistas jóvenes en esta época. Prácticamente cualquiera que te haga un regate ya lo ponen” este será Balón de Oro”. 

Con todo el respeto a los Dembelé, Sané, Martial, Rashford, Deulofeu, André Gómez.Pero es que yo creo que cuando un futbolista va ser un fenómeno de verdad, un Clase A absoluto, se nota desde el principio, en su versión más bruta, ejemplos sobran: Messi, Cristiano, Mbappé, Neymar, Pepe, Ramos

En la derrota

Decía el escritor argentino Jorge Luis Borges que la derrota tiene una dignidad que la victoria no conoce. El hecho de perder siempre trae consigo una oportunidad de exhibir entereza, orgullo y responsabilidad con uno mismo. De asumir con rectitud y fortaleza de ánimo el dolor que sucede a la derrota. Es en los más duros momentos en los que se conoce a los más íntegros deportistas, a aquellos confiados en que su destreza y su capacidad les hará salir del agujero más profundo. Transmitir serenidad es el primer paso para revertir una situación negativa.
Anoche el FC Barcelona fue violentamente zarandeado por el Paris Saint-Germain en la que será recordada como una noche negra en la historia del barcelonismo. No solo fue el cuatro a cero del fondo. Las formas de la derrota fueron particularmente hirientes, con Messi desconectado del juego como prácticamente nunca en toda su carrera y el equipo partido en dos y sin capacidad visible de reacción mientras los parisinos jugueteaban con el favorito para alzar el título como un gato juguetea con un indefenso ratón antes de zampárselo. El repaso de los de Unai Emery al Barça fue mayúsculo, superlativo y sin posibilidad de réplica. Superándolo en todas las líneas y facetas del juego en una exhibición que es ya historia de la UEFA Champions League y que, muy probablemente, rozó el ‘partido perfecto’.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Situaciones como la que dejó en el barcelonismo el doloroso escenario del postpartido del Parc des Princes requieren de mucha templanza y psicología aplicada para ser superadas. La afición azulgrana, aún en shock por la inesperada bofetada encajada en París, buscaba ayer un cobijo y un consuelo que aliviase el dolor y apaciguase el susto. No eran ya tanto las explicaciones de por qué André Gomes sí y Rakitic no. No era una explicación razonada, lógica y coherente a lo que el técnico azulgrana consideraba que podía haber ocurrido a su equipo para ser ultrajado de semejante manera. Ni siquiera era eso. Ayer el barcelonismo buscaba sosiego, el necesario sosiego tras una tensa pelea. Un regazo cálido y protector en el que enterrar la cabeza. Buscaba una voz firme y serena que le invitara a lamerse las heridas y rescatar el orgullo pensando, aun con insólita confianza, en el partido de vuelta.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
En su lugar, en lugar de ofrecer paternal consuelo a los suyos, Luis Enrique optó por despreciar la oportunidad de exhibir dignidad que siempre procura la derrota. No quiso proteger al equipo, quiso protegerse a sí mismo. Acudió el técnico a sofocar el fuego armado con dos latas de gasolina y un cajón de pólvora. Lejos de encajar la derrota con entereza, el asturiano explotó ante el micrófono de Jordi Grau (TV3) provocando que la sensación de inestabilidad que sobreviene de un naufragio como el de París se acrecentase en un escenario que pedía sosiego, confianza y reflexión interna a gritos. El desequilibrio plasmado sobre el césped tuvo su epílogo en la zona mixta. La desproporcionada y desquiciada reacción del técnico, muy alejada de lo que uno espera de un gestor de grupos humanos del más alto nivel, transmite una sensación de falta de control y debilidad aún mayor que la que dejó el juego del Barça durante los noventa minutos de partido.

La carta de Leverkusen

El equipo de la aspirina (o el del Alka-Seltzer, o el del Redoxon, o el del…). El equipo que esta noche, en el partido de ida de los octavos de final de la Champions League, recibe en su estadio al Atlético de Madrid tiene una historia detrás. Una historia romántica, por mucho que esto chirríe cuando hablamos del equipo creado bajo el manto de una de las farmacéuticas más grandes y poderosas del planeta, ceñida al amateurismo más inocente que gobernaba la práctica del fútbol en Alemania allá en los albores del siglo XX. Porque la ya centenaria historia del Bayer 04 Leverkusen (uno de los tres equipos de la Bundesliga, junto al Wolfsburg de la Volkswagen y al Red Bull Leipzig, que no pertenece a sus socios, sino a una entidad empresarial) arranca con una carta. Una carta repleta de ilusiones. La carta que Wilhelm Hausschild, trabajador de la farmacéutica, decidió remitir en representación de más de un centenar de compañeros a sus superiores en la Bayer Aktiengesellschaft solicitando la creación de un club gimnástico y deportivo en la empresa, un día de febrero de 1903.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
La petición, en una época en la que la actividad deportiva se desarrollaba sobre escenarios muy diferentes a los actuales y casi siempre bajo el auspicio de asociaciones profesionales o empresas preocupadas por procurar a sus empleados unas mejores condiciones de vida, fue bien recibida por la compañía, que por aquel entonces aún se dedicaba a la fabricación de pinturas y derivados. Así, varios meses después, se fundaba la sociedad deportiva Turn-und Spielverein Bayer 04 Leverkusen, germen del actual equipo. Era el primero de julio del año 1904, tiempos en los que el fútbol era aún un entretenimiento residual frente a otras disciplinas gimnásticas pero con cada vez mayor número de adeptos interesados por el nuevo juego llegado desde Inglaterra. No fue, sin embargo, hasta tres años más tarde cuando la sociedad deportiva creada por la Bayer decidió abrir sus actividades y considerar la inclusión del fútbol.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
El treinta y uno de mayo de 1907 fue así constituida la sección de fútbol de la organización. Con una curiosa condición, eso sí. Tal y como se reconoce en la propia web oficial del club, aquellos miembros fundadores acataron el compromiso de entrenar al menos una vez a la semana empleando balones medicinales en sus ejercicios, como gesto de voluntad de mantener siempre una cierta vinculación con la práctica gimnástica. Dos décadas más tarde, y superado el parón de la actividad durante la Primera Guerra Mundial, el cada vez más exitoso fútbol se veía obligado a separar su organización de la de la primigenia asociación gimnástica. Fue constituido así el Sportvereinigung Bayer 04 Leverkusen, que diferenciaría y englobaría las actividades de fútbol, balonmano, boxeo y atletismo y que se mantendría vigente casi un siglo, hasta que en el año 1999 el fútbol fue definitivamente separado del resto de expresiones deportivas bajo la nomenclatura, actualmente conocida, de Bayer 04 Leverkusen GmbH.

Puedes comprar camisetas del Bayer 04 Leverkusen en Classic Football Shirts, la tienda online especializada en camisetas de futbol de todo el mundo.